Desirée Vila, la atleta que perdió una pierna a causa de una negligencia médica

Tan solo con 16 años la vida de Desirée Vila cambió totalmente. Tuvo que adaptarse a una nueva vida debido a un accidente fatal. Le amputaron la pierna derecha por una negligencia médica.

La joven ha escrito un libro ”Lo único incurable son las ganas de vivir”, en el que recoge el antes y el después del accidente en su vida. Cuenta cómo ha superado esa etapa de su vida y transmite mensajes de fuerza para ayudar a superar los obstáculos que hay en la vida.

Pregunta: Con tan solo 20 años, has escrito un libro y ha tenido bastante éxito. ¿Qué te ha motivado a escribir el libro?

Respuesta: Mis padres. Desde pequeñita me gustaba mucho escribir y tenía varios escritos de cuando ya hacía  deporte, de la sensación de  competir. Pero sobre todo empecé a escribir después del accidente, ya que era importante que me acordara de todo para después el juicio.

P: ¿Cómo fue la adaptación a la prótesis?

R: Al principio fue complicado porque te imaginas que todo va a ser más sencillo y que vas a aprender a caminar en cuanto te la pongan, pero es un proceso muy lento y que requiere mucho tiempo. Yo soy muy impaciente y se me hizo muy largo, pero el hecho de ser una persona joven y deportista  hizo que aprendiera rápido a caminar.

P: Durante tu recuperación, ¿en qué momento decidiste cambiar la mentalidad y ser más positiva? La mente es muy compleja de entrenar…

R: Tuve mis altibajos sobre todo porque me trataron con pastillas psicológicas antidepresivas y al principio estás en una nube. Las pastillas no te dejan ver la realidad, estás muy mimada en el hospital y todo parece hecho para ti.  Pero cuando llegas a casa te das cuenta de que tienes que retomar la vida que dejé aquel día que fui a entrenar. Fue gracias al apoyo de mi  familia y de mis amigos, que empecé a superarlo.

Para leer el artículo completo aquí