Historia de atleta paralímpica Desirée Vila

Desirée Vila Bargiela

Soy una joven estudiante y deportista, a la que le encanta viajar, escribir y correr. A los 16 años, tras un accidente deportivo en el que me rompí la tibia y el peroné y obstruí la arteria poplítea, me tuvieron que amputar la pierna por encima de la rodilla. Fue a partir de ese momento que mi vida cambió rotundamente. Tuve que dejar el deporte que me apasionaba y el cual había practicado de manera profesional durante 3 años: la gimnasia acrobática. El proceso de recuperación fue muy duro, pero la situación que me tocó vivir me ayudó a crecer como persona, a ser una chica positiva y con muchas ganas de comerse el mundo, y eso es lo que he intentado hacer desde entonces.

Por el momento, he escrito un libro autobiográfico sobre mis vivencias y la forma en la que he superado todos los miedos que se intentaban apoderar de mi. Además, también disfruto dando charlas de motivación para intentar transmitir mi afán de superación a aquellos que lo necesitan. Pero sin duda, lo que más me entusiasma ahora es la carrera deportiva que estoy comenzando a desarrollar en el atletismo adaptado con una gran objetivo en mente: Los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Para lograrlo, me he mudado a Madrid para entrenar en el Centro de Alto Rendimiento y poder lograr así todas mis metas.

Todos estos proyectos hacen que mi vida sea plena y asombrosa. Soy muy feliz por haber podido empezar de nuevo, de una manera diferente, pero no por eso peor. Siento que todavía me quedan muchas cosas increíbles por realizar y trabajo duro cada día para poder vivir a lo grande. Porque nada es irremediable, y LO ÚNICO INCURABLE SON LAS GANAS DE VIVIR.