Conocí a Desi personalmente, este año en el campeonato de España de Atletismo adaptado celebrado en Valladolid. Poco antes de que su libro saliera a la venta.
La breve conversación que tuve con ella, me hizo ver que era un chica extraordinaria. Valiente y con mucha fuerza.
Al leer el libro pude confirmar lo que ya pensaba. Una chica muy especial con una historia que merece ser contada.
Una historia con la que además me sentí muy identificado, ya que estoy en silla de ruedas desde los 13 años por una negligencia médica.
Recomiendo totalmente la lectura del libro ”Lo único incurable son las ganas de vivir”.